Aixa-Llaüt: El PP prorroga en Baleares el concierto a un colegio vinculado al Opus que separa a niños y niñas | Educación

Publicado por

El Gobierno de Baleares, del PP, ha anunciado el mantenimiento del concierto educativo del colegio Aixa-Llaüt, vinculado al Opus Dei y situado al norte de la ciudad de Palma, que segrega a su alumnado por sexo, en contra de lo que establece la ley orgánica de Educación, la Lomloe, que veta expresamente el sostenimiento con fondos públicos de los centros educativos que separan a niños y niñas. La Consejería de Educación ha argumentado que trata de evitar “un perjuicio grave para las familias de los alumnos escolarizados” y a su profesorado.

El anterior Ejecutivo autonómico, presidido por los socialistas, dio por terminada la subvención el curso pasado, después de que un informe de la Abogacía de la comunidad autónoma concluyera de forma clara que no se podía mantener. La prohibición de sufragar a los colegios segregadores contenida en la Lomloe fue avalada en abril por el Tribunal Constitucional.

Después de llegar al poder, tras las elecciones autonómicas de mayo, los nuevos dirigentes baleares solicitaron, sin embargo, otro informe a la Abogacía de la comunidad autónoma, que depende de la Consejería de Presidencia, justificándolo en el recurso de alzada presentado por el centro educativo frente a la pérdida del concierto. Y esta semana la Consejería de Educación ha comunicado que mantiene el concierto “de manera excepcional atendiendo a que el curso escolar 2023-2024 ya se ha iniciado” y acogiéndose en el artículo 44 del Reglamento de Normas Básicas sobre Conciertos Educativos, aprobado mediante real decreto en 1985. Dicho artículo señala: “En el supuesto de denegación de la renovación, que deberá ser motivada, la Administración podrá acordar con el titular del centro la prórroga del concierto por un solo año”. No está claro, sin embargo, que tal previsión pueda aplicarse a un caso como el del centro de Palma, en el que la subvención pública está expresamente prohibida por una norma de rango superior, en este caso una ley orgánica.

El comunicado de prensa difundido por la Consejería de Educación de Baleares señala que la Abogacía de la comunidad autónoma se “reafirma” en este segundo informe acerca de “la imposibilidad de seguir con el concierto si no hay coeducación”, pero al mismo tiempo, añade, “abre la vía de una prórroga de un año”.

Amanda Fernández, responsable socialista de Educación en el parlamento autonómico, cuestiona que pueda existir una prórroga ante un concierto que, desde su punto de vista, ya no estaba en vigor. Y lamenta la decisión del Ejecutivo. “Primero, porque está incumpliendo una ley. Y segundo, por una cuestión de fondo, y es que se están vulnerando derechos y fomentando la segregación por sexo. Estamos luchando día a día por la coeducación y la igualdad entre hombres y mujeres en los centros educativos, y vemos que este gobierno ha buscado la manera de seguir dándole el concierto a un centro al que lo único que se le pide es que el alumnado, niños y niñas, compartan un aula”.

A principio de septiembre, Toni Costa portavoz del Govern que preside Marga Prohens, reconoció que el ejecutivo estaba buscando “las fórmulas” para seguir manteniendo el concierto al Aixa-Llaüt y mandó un mensaje de tranquilidad a las familias.

El colegio fue noticia hace cuatro años después de que se hiciera viral una fotografía, tomada por uno de los profesores, en la que se veía a una veintena de alumnos haciendo el saludo fascista mientras sostenían banderas de España, en una de las cuales habían escrito Vox, cuyos votos fueron decisivos para que Prohens fuera elegida presidenta de Baleares. La dirección del centro afirmó entonces que el docente que hizo la foto había sido sancionado con 10 días de suspensión de empleo y sueldo. Este periódico ha intentado sin éxito obtener una opinión del colegio sobre el mantenimiento de su concierto.

Puedes seguir EL PAÍS Educación en Facebook y X, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.

Nueva Salud