Sanidad pide la retirada de una pregunta del MIR que cuestiona la salud mental de un médico sobrecargado de trabajo | Sociedad

Publicado por

El Ministerio de Sanidad ha calificado de “lamentable” una pregunta del examen MIR, al que se han presentado este fin de semana casi 14.000 aspirantes, y considera que debería ser retirada de las pruebas, que ofertan 8.772 plazas de médico especialista. La cuestión motivo de controversia pedía que los examinados valoraran posibles problemas de salud mental de un médico que, en realidad, ejerce en un entorno de exceso de trabajo.

El médico, según la pregunta, atiende a los pacientes con hasta dos horas de retraso a pesar de ser el primero en llegar y el último en irse del centro del salud en el que ejerce. Ello, justifica el facultativo, se debe a que es “muy perfeccionista”, y lamenta que entre consultas y burocracia, apenas tiene tiempo para nada, ni siquiera “para ir al gimnasio” o tener “vida social”. Los aspirantes debían responder si este exceso de perfeccionismo es síntoma de algún trastorno de personalidad como esquizofrenia, trastorno esquizoide u obsesivo compulsivo.

En un comunicado hecho público este lunes, y “ante el malestar que ha provocado la pregunta”, el “Ministerio de Sanidad quiere pedir disculpas y, a la vez, mostrar su desacuerdo con la misma”. Sanidad tiene previsto remitir una carta a la Comisión Calificadora del MIR en la que expone que “la pregunta puede ser vista como una falta de respeto ante una situación cotidiana que refleja los déficits del sistema sanitario” y que “en un contexto de especial foco en las acciones por la mejora de la salud mental de población y profesionales, la pregunta puede resultar estigmatizante”.

Además, Sanidad destaca que “las personas que se encuentran en una situación de precariedad y sobrecarga laboral tienden a culpabilizarse y expresar las carencias de la organización como un problema propio, esto dificulta su detección y les pone en riesgo no solamente de cargar con la culpa de ‘no llegar’, sino también de terminar siendo patologizados y señalados desde fuera, sumando al sufrimiento propio el estigma”.

El contenido de la pregunta ha provocado un alud de críticas en las últimas horas entre profesionales, cargos públicos y sociedades científicas. Horas antes de la publicación del comunicado por parte del ministerio, el secretario de estado de Sanidad, Javier Padilla, ha afirmado en la red social X: “Esta pregunta es lamentable y una falta de respeto a todos los profesionales de Atención Primaria que siempre son ‘los últimos en salir’ [de trabajar] con unas consultas infinitas y un compromiso más infinito aún con sus pacientes”.

La Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria (Semergen) ha lamentado la “desafortunada” pregunta y ha exigido “respeto hacia los profesionales”. La pregunta “culpabiliza al médico de la carga de trabajo [que sufre] y se intenta patologizar esta situación”, ha censurado la sociedad.

También se ha mostrado muy crítica otra sociedad de medicina de familia, la Sociedad Española de Médicos Generales y de Familia (SEMG), que ha exigido una disculpa a Sanidad. “Es lo que faltaba para influir con un mensaje negativo subliminal en los estudiantes de Medicina que se planteen elegir la especialidad de Medicina Familiar y Comunitaria”, ha afirmado un portavoz.

Nueva Salud