Los personajes del ‘Guernica’ están vivos | Vidas Nuevas

Publicado por

Cuando el refugiado yemení Yousef Al Dubai se plantó delante del Guernica en el Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía de Madrid, revivió lo que le había sucedido 30 años atrás en su país: “Los personajes del cuadro que miran al cielo atemorizados me recordaron a cuando era niño y veíamos aviones cargados con bombas que sobrevolaban Yafa, mi región”, rememora. “Tenía tres o cuatro años y aún lo recuerdo. La guerra civil en Yemen empezó en 1994″, explica este graduado en Filología Árabe, que vive en Valladolid desde hace un año tras huir de su país por un nuevo conflicto que empezó en 2014.

Con motivo del 50 aniversario de la muerte de Pablo Picasso, Acnur ha elegido el Guernica, una obra referente mundial sobre la conciencia de las secuelas de la guerra, para que cinco artistas españoles reinterpreten un elemento o a alguno de los personajes presentes en el cuadro. Las obras (plásticas, musicales, escultóricas) se expondrán en cinco museos y centros culturales de cinco ciudades distintas del país, en una metáfora que simboliza la huida de los personajes del cuadro del sitio en el que sufren y cómo han encontrado refugio en otros lugares (Sevilla, Pamplona, Bilbao, Barcelona y Valencia, las ciudades en las que se expondrán las obras).

Acnur ha querido que más de una docena de refugiados vinculados a las artes y la cultura como Al Dubai se enfrenten al Guernica y expliquen las emociones y los recuerdos que surgen de su experiencia vital y de huida. Hablamos con ellos, recogemos sus testimonios y mostramos las cinco reinterpretaciones realizadas por los artistas españoles sobre los elementos clave del cuadro de Picasso.

El ‘Guernica’ de los refugiados

‘Candela’

Collage de PVC cosido

Se puede visitar en el Museu Picasso de Barcelona.

El trabajo de Navarro, especializada en arte textil, siempre ha estado relacionado con la imposibilidad de movimiento

Arrímale candela es una expresión coloquial qué significa pegarle a alguien, y viene por el calor que se produce cuando golpeas o te golpean, que es como si te hubieras arrimado a la candela y te produjera calor. Tras el bombardeo de Gernika, se arrimó candela y eso es lo que se quiere expresar en la obra

Sonia Navarro

Puerto Lumbreras, Región de Murcia, 1975

Este yemení cruzó a Arabia Saudí y voló a Mauritania en 2017, de donde viajó a Malí. Atravesó la frontera con Argelia y en el país magrebí la policía lo metió en la cárcel dos veces. Al final lo deportaron al desierto de Níger: “Casi muero por falta de agua”, recuerda. Ha narrado su viaje plagado de penurias en el libro Un periplo de arena y sal y lo ha recordado en un poema reciente llamado Un viaje en búsqueda de paz. “Me ha impresionado mucho el Guernica. Quería participar [en esta iniciativa] para dar a conocer que existe una guerra en mi país. He vivido ya varias guerras”, explica Al Dubai, que en el último tramo de su viaje pasó por Marruecos y de ahí a España, donde le fue concedido el estatus de refugiado.

Tras vivir un tiempo en Vigo, se trasladó a Valladolid para trabajar en una fábrica de cartón. También se ha desempeñado en el campo de forma temporal y en un matadero. Ahora está desempleado. “Quiero seguir estudiando, conocer gente y trabajar. Lo más complicado es encontrar un trabajo y lo más importante para ser independiente”, afirma este filólogo, que se afana en seguir mejorando su español. Al Dubai va a recitar su poema en el Círculo de Bellas Artes (Madrid) este martes 20 de junio, Día Mundial del Refugiado.

El ‘Guernica’ de los refugiados

‘Retrato de Samira, refugiada Siria, y sus dos hijos, Abdoul y Taim’

Acrílico sobre lienzo

Se puede visitar en el Centre del Carme Cultura Contemporània (CCCC) de Valencia

Bisbal se pregunta qué habría sucedido si la mujer con su hijo inerte en brazos que pintó Picasso hubiera sobrevivido al bombardeo. Esta artista plástica y visual presenta un retrato pictórico de una persona real, de Samira, que abandonó Siria a causa de la guerra cuando tenía 17 años

Para mirar mi pintura, el espectador tiene que imaginar que la madre recoge a su hijo, lo abraza y lo protege. Ella nos mira, no sabemos si sonríe, nos deja espacio para que podamos entrar a conocer a Samira y a su familia que, gracias a Acnur, han podido ponerse a salvo

María Bisbal

Valencia, 1983

Solano llegó a España cuando tenía 11 años. Se asentó junto con su familia en Premià de Mar, un pueblo costero de unos 28.000 habitantes al norte de Barcelona. Su padre trabajaba en Colombia con un político y lo secuestraron. Tuvieron que abandonar el país de un día para otro. Graduada en Turismo, esta mujer casada y con dos hijos recuerda el desarraigo que la invadió cuando tuvo que dejar Colombia. “Me importa mucho la pérdida de identidad cuando cambias de país, se te va una parte de la infancia”, cuenta esta artista desde el estudio que tiene en Premià.

Solano, movida por lo que le trasmite el Guernica, ha realizado una pintura a partir de la mujer con el candil que aparece en la obra de Picasso: “Me he plasmado a mí misma en el cuadro. Es como que quiero salir, pero no. Estás en un lugar diferente y quieres conocer qué hay ahí afuera pero no sabes si vas a encajar del todo”, detalla esta artista, que destaca el amor con el que Picasso pintó el horror. Solana no ha podido volver a Colombia desde que se fue. Influenciada por su madre, diseñadora de moda y quien le inculcó el interés por el arte a través de la cerámica, ha creado una tienda online en la que vende sus retratos y sus cuadros de paisajes.

El ‘Guernica’ de los refugiados

‘Se oía clamar al cielo’

Acrílico sobre lienzo

Fundación Cajasol de Sevilla

De Manuel, artista multidisciplinar, reinterpreta la mujer con la vela y la que clama ante las llamas de su casa: “La cerámica es algo ancestral, algo que siempre ha acompañado al ser humano, al igual que las guerras, los destierros y las injusticias”, explica

La temática de la bombilla está inspirada en el candil, en la necesidad de iluminar, de salir corriendo en medio de la noche y poder ver. Existe otra luz, producida por el resplandor de los bombardeos y el fuego, una luz negra que no ilumina, lo que explica que haya empleado bombillas blancas y negras, enteras y rotas

Jacinto de Manuel

Madrid, 1980

Esta diseñadora de vestuario vive junto con su madre, de 74 años, en un centro de acogida de CEAR, en Sevilla. Antes de trasladarse a España, Yeromenko contaba con una carrera de 30 años siempre ligada al teatro y el arte que se ha visto frenada. Pero no desfallece. Va a clases de español, está apuntada a un curso intensivo de Marketing Digital y piensa seguir formándose. Por el momento se ha desempeñado como camarera y como limpiadora, “como muchos otros extranjeros”, cuenta esta madre de dos hijos ya casados, que viven en Brasil.

Yeromenko ha completado una obra gráfica inspirada en el Guernica y anteriormente pintó su versión de Las señoritas de Aviñón. “Del caos surge una nueva vida. Sus imágenes de la guerra son universales, casi se comportan como un pictograma”, destaca sobre la obra de Picasso. “Representar el horror es una responsabilidad”, añade esta graduada en Arte Industrial, que en Ucrania contaba con su propio taller de vestidos para teatro. El otro día acudió a la facultad de Bellas Artes de la Universidad de Sevilla para informarse. Quiere convalidar sus estudios. Proseguir su camino.

El ‘Guernica’ de los refugiados

‘El fragmento desterrado’

Composición musical

Museo Marítimo de Bilbao

A partir del guerrero muerto, Muñoz Évora compone una pieza musical para piano basada en “tiempos y lugares en los que florecieron el miedo, la angustia, la incertidumbre…, donde al final apareció siempre la esperanza”

Quiero transmitir la percepción intuitiva y muy personal de los distintos estados de ánimo del refugiado: la valentía más absoluta, la incertidumbre más real, la angustia más profunda y el miedo más penetrante

Borja Muñoz Évora

Sanlúcar de Barrameda, 1980

El ‘Guernica’ de los refugiados

‘Espacio habitable’

Acero negro soldado y esmalte

Civican de Pamplona

El artista se ha inspirado en el espacio que habitan los personajes del Guernica para construir su obra

El refugio es una idea abstracta que apela a una sensación de protección ante un peligro y, en consecuencia, un lugar de calma donde las alertas se relajan. Un espacio seguro desde el que quizás incluso poder observar sin exponerse. El hierro es un material que alberga un carácter de armadura o refugio. Es una coraza donde resguardarse

FOD

Puerto Lumbreras, Región de Murcia, 1973