Galicia rectifica y activa el nivel 2 de alerta por el vertido de ‘pellets’ en sus costas horas después de hacerlo Asturias | Clima y Medio Ambiente

Publicado por

Galicia ha seguido la estela del Principado de Asturias y ha activado este martes el nivel 2 de alerta por el vertido de pellets que ha llegado a sus costas, con lo que podrá recibir ayuda del Estado. Así lo ha anunciado este martes el propio presidente del Ejecutivo gallego, Alfonso Rueda, que un día antes aseguraba que su departamento no contaba con la información necesaria como para considerar ese grado de alerta ante la marea de pellets plásticos que llegan a las playas. Rueda ha añadido que va a pedir que “se trabaje en el mar” para impedir que las bolitas lleguen a la costa. “Ahí es competencia exclusiva del Estado”, ha explicado.

Horas antes, el Ejecutivo asturiano había hecho lo propio: “En las últimas 24 horas se ha incrementado de manera significativa la franja de litoral afectada, al alcanzar la zona oriental de la costa asturiana, y también ha aumentado el número de focos identificados”, ha señalado en un comunicado. La comunidad ha tomado esta decisión tan solo un día después de la llegada de los microplásticos a sus costas, mientras que Galicia lo ha hecho tres semanas más tarde de empezar a recibir este producto industrial en sus arenales.

Mientras, el País Vasco ha activado este martes su plan de alerta ante la previsión de que los microplásticos puedan llegar a la costa vasca, según ha informado tras la reunión del Consejo de Gobierno. Aunque por el momento las previsiones de viento son favorables y no consta que esas bolas hayan llegado ya, Euskadi ha optado por “anticiparse”, ya que la crisis “puede llegar a provocar riesgos para las personas y bienes materiales” y el objetivo es neutralizarlo en el mar antes de que toque las playas.

La Xunta de Galicia mantiene que el Estado no les informó del incidente hasta el jueves; sin embargo, EL PAÍS ha tenido acceso a una carta enviada ese día por el Gobierno gallego a los ayuntamientos en la que les informa de que saben que hay vertidos en las playas desde el 21 de diciembre. “La gestión de la Xunta de Galicia hubiera sido diferente si no estuviéramos en precampaña”, ha dicho este martes la ministra Teresa Ribera. Núñez Feijóo, por su parte, ha hecho suyos los análisis que dicen que los vertidos “no son tóxicos”. Por su parte, Ecologistas en Acción ha denunciado a la naviera del buque por delito contra el medio ambiente, mientras que Podemos ha presentado una querella contra la Xunta.

En los días previos, el Ministerio para la Transición Ecológica había ofrecido los medios del Estado tanto a Asturias como a Galicia. Fuentes del departamento señalan que están dispuestos a ayudar en cuando sea necesario: “Estamos pendientes de que Asturias nos diga qué necesitan y dónde. Estamos bajo su coordinación. Con lo que sea, completaremos sus equipos tanto humanos como materiales”, apunta una portavoz.

El Principado justifica que suba el nivel de alerta por el aumento del vertido en tan solo 24 horas. “Analizada la situación y tras constatarse la aparición generalizada de microplásticos en los arenales de toda la costa, el consejero de Fomento, Cooperación Local y Prevención de Incendios [de Asturias], Alejandro Calvo, ha decretado, a las 10.24 horas, el paso a situación 2 del Plan Territorial de Contingencia por Contaminación Marina Accidental en el Principado de Asturias (Placampa)”, señala la nota que ha enviado este martes el Gobierno asturiano.

La información es la primera herramienta contra el cambio climático. Suscríbete a ella.

Suscríbete

Operarios recogen pellets de plástico en la playa asturiana de Aguilar, en Muros de Nalón, este martes. Jorge Peteiro (Europa Press)

Y añade: “La activación esta fase permite la incorporación de medios del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico al dispositivo de retirada y gestión de los residuos que el Principado ha puesto en marcha en coordinación con los ayuntamientos, a través de la Federación Asturiana de Concejos (FACC). Las brigadas continuarán con los trabajos de retirada de los residuos plásticos que puedan aparecer durante este episodio para evitar su dispersión en el medio natural o su entrada en la cadena trófica”.

En los sacos encontrados en las playas gallegas figura una denominación que corresponde a un aditivo utilizado en la fabricación de plásticos para evitar su degradación por efecto del sol

Si Asturias ha tomado esta decisión en tan solo dos días, Galicia lo ha hecho tres semanas después de la llegada de los primeros pellets. El presidente del Partido Popular, Alberto Núñez Feijóo, se ha pronunciado este martes sobre esta crisis. El líder del PP ha defendido la no toxicidad del material, según los análisis de la Xunta, aunque la Fiscalía de Medio Ambiente considera que los materiales “presentan indicios de toxicidad” y “no son biodegradables”. “De momento parece ser que los análisis a los que se ha sometido dicen que no son tóxicas [las bolitas de microplásticos], pero eso les corresponde a las personas que hacen ese tipo de análisis”, ha considerado Feijóo. “Lo que sí es tóxico es la utilización política que se está haciendo de un vertido en las costas portuguesas que el mar ha traído a las costas gallegas y, de momento, a las costas asturianas”, se ha quejado. El ministro de Agricultura, Luis Planas, también se ha pronunciado sobre el vertido: “Vinculado a la salud alimentaria, no existe ninguna noticia ni ninguna información vinculadas a esta situación que deriven para el consumo de pescados ni de mariscos”.

Sin embargo, la Fiscalía de Medio Ambiente ya ha abierto diligencias para determinar si el vertido —en el que sí aprecia indicios de toxicidad— puede ser constitutivo de delito. Mientras, el Delegado del Gobierno en Galicia, Pedro Blanco, ha vuelto a reclamar este martes que la Xunta “facilite copia” al Ejecutivo central de su análisis sobre la toxicidad de los pellets plásticos, dado que se trata de un “desastre medioambiental” cuya incidencia va más allá del lugar “donde se están depositando”.

Carta a los alcaldes gallegos

La Xunta lleva días afirmando que la primera comunicación del Gobierno central sobre el vertido no llegó hasta el jueves, día 4. Sin embargo, ese mismo día, la Consellería do Mar gallega envió una carta a los ayuntamientos de la zona, a la que ha tenido acceso EL PAÍS, informándoles de que conocían la existencia de microplásticos en las playas desde el 21 de diciembre.

“El pasado día 8 de diciembre, el buque mercante Tocanao sufrió la pérdida de seis contenedores que formaban parte de su carga, uno de los cuales contenía pellets plásticos”, señala la misiva. “Esto fue notificado al Centro de Coordinación de Salvamento Fisterra y el 21 de diciembre fue notificado a la Dirección General de Costas y a la Delegación de Gobierno”, prosigue. “En las últimas semanas fueron recibidos varios avisos relacionados con la aparición de este material en diversos puntos de la costa gallega, concentrándose la mayoría de ellos en la ría de Muros y Noia. Debido a sus características no resulta posible la retirada de este residuo en el mar, ya que no se queda en la superficie, por lo que estas labores deben ser acometidas una vez que alcanzan la costa”, añade.

Además, el ministro de Transportes, Óscar Puente, mostró el lunes en su cuenta de X (antes Twitter) un pantallazo del registro de llamadas del 112 (dependiente de la Xunta) hacia Salvamento Marítimo del 13 de diciembre. “Desde ese día, es incuestionable, que la Xunta tiene constancia de la existencia de este vertido. En sus costas”, señaló Puente. Mientras, el Ministerio para la Transición Ecológica insiste en que es la Xunta quien debe activar la situación 2 para pedir ayuda al Estado, si la consideran necesaria. “Desde el ministerio le hemos mostrado nuestra cooperación y apoyo, pero son ellos los que deben colaborar”, apunta una portavoz ministerial.

Agentes del Medio Natural de Asturias vigilan las costas ante la aparición de microplásticos.GOBIERNO DE ASTURIAS

La ministra Teresa Ribera se ha referido este martes a la gestión de Galicia durante una entrevista en la Cadena SER. “Si yo estuviera al frente de la Xunta, ante un episodio como este, ante la imposibilidad de recuperar los pellets de plástico muy pequeños que pueden causar daño en la biodiversidad, buscaría el máximo apoyo. ¿Cuáles son los parámetros que están valorando en la Xunta? Lo desconozco”. En su opinión, el Ejecutivo gallego por ahora está limitándose a dejar la limpieza de las playas en manos de los ayuntamientos, en lugar de hacerlo con medios propios o solicitar la ayuda del Estado.

Ribera ha señalado que la Xunta no ha compartido con el Gobierno central los informes preliminares que descartan que los pellets sean tóxicos. “La contaminación por plásticos en el mar y en los ecosistemas es uno de los grandes problemas que enfrenta la humanidad. Un volumen tan grande como este requiere un seguimiento, para ver si tanto la naviera como el transportista mantuvieron toda la cautela, o si la gestión posterior ha sido correcta”, ha añadido la ministra. “Estoy convencida de que la gestión habría sido diferente si no estuviéramos en precampaña electoral”, ha finalizado.

El nivel 2 permite cooperación del Estado

El Sistema Nacional de Respuesta ante la contaminación marina contempla cuatro escenarios de alerta (del 0 al 3). Las comunidades autónomas son las encargadas de decidir si es necesaria la intervención del Estado y deben solicitar la ayuda, que solo se activa a partir del tercer escalón de gravedad, denominado situación 2. En este escenario, se considera que los medios disponibles en los planes activados en la situación anterior resultan insuficientes para combatir la contaminación, o bien que la zona afectada o amenazada es especialmente vulnerable. Según el decreto, “en esta situación de emergencia […] el órgano de dirección del plan territorial podrá solicitar del Ministerio de Fomento [ahora Transición Ecológica] el apoyo de medios marítimos y, en su caso, la activación del Plan Marítimo Nacional”. Además, el ministerio debe poner sus medios a disposición de la comunidad que lo solicite.

Operarios recogen pellets de plástico en la playa asturiana de Aguilar en Muros de Nalón, este martes. Jorge Peteiro (Europa Press)

Ecologistas en Acción ha presentado este martes en los juzgados de Noia (A Coruña) una denuncia por un presunto delito contra el medio ambiente y los recursos naturales contra la naviera propietaria del buque Toconao, que provocó el vertido. La organización ha pedido una caución de 10 millones de euros a la naviera para hacer frente a una descontaminación “larga y costosa”. La acción judicial, realizada junto con Plademar Muros-Noia, atribuye a la empresa un presunto delito contra el medio ambiente y los recursos naturales por la afectación a las costas gallegas con un vertido de millones de pellets de plástico. Además, Podemos ha anunciado una querella contra la Xunta por un delito de salud pública, algo que también ha hecho Sumar —coalición electoral en la que se integra el anterior—, en este caso “por no ejercer sus competencias en la crisis de los pellets ”.

Puedes seguir a CLIMA Y MEDIO AMBIENTE en Facebook y X, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal

Nueva Salud